Cagando por el mundo.

Una de las cosas que más echas de menos cuando estás viajando es tener tu propio baño. Si eres tan “culo fino” que prefieres aguantar una semana sin cagar, antes que usar otro baño diferente al tuyo, entonces viajar no está hecho para ti. Hoy mostramos una buena selección de váteres preciosos...