manzanas, nueva zelanda, picking nueva zelanda, apple picking, recoger manzanas, pick

Va a recogerte las manzanas tu madre, esa era la frase que constantemente me pasaba por la cabeza desde las 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde en los pocos días que estuve trabajando para la gran compañía AB WOOD del grupo Golden Bay Fruit, esta vez sí doy el nombre, porque merecen un poco de publicidad.

Fue una pena que esta vez no me dejasen terminar mis días de trabajo como aquella primera vez en Canadá que dio origen al logo de este blog, pero su ERE a todos los picker internacionales me pilló de sopetón, y a decir verdad, algo estreñido.

De este lugar solo conocíamos que un empleado murió unos años antes cuando se volcó el tractor que manejaba, ya que el terreno era inseguro, por lo que la compañía tuvo que pagar una buena indemnización, y que un grupo de trabajadores tongueños les había interpuesto una demanda por las malas condiciones laborales. ¡Vaya, vaya! Parecía que nos íbamos de cabeza al hoyo a escribir una nueva página del “Diario precario de un picker” pero esta vez en Nueva Zelanda.

Y así fue, al firmar el contrato ya nos dimos con la primera gran sorpresa.  Su tacañería no iba solo en ser los que peor pagaban en toda la región, sino que tenían un sistema de multas y deducciones tan riguroso y manipulable que sorprendía hasta a la CEOE por su fascismo ilustrado.

Para ponernos es situación. El trabajo consiste en llenar unos cajones “bin” de unos 400 kg cada uno. Pongamos que por kilo

manzanas, recoger manzanas, recoger manzanas en nueva zelanda, apple picking, new zealand, working holiday visa
Después de firmar te aclaraban que los porcentajes se traducían en el número de manzanas mencionados en el párrafo.

habrá en torno a 5 manzanas. Por lo que podríamos decir que recoges un total de 2000 manzanas por cada bin. Por ello te pagarán, según la variedad, entre 30 y 33$ (ya hemos dicho que eran los más cutres de toda la región ¿no?) Pues aquí va la trampa, si te encontraban una manzana mala, te restaban 5$, 2 malas 10$ menos, 3 malas serían 15$ menos, y ahí va lo mejor, 4 manzanas malas, ¡señoras y señores!, no te pagaban el bin. ¡Ole! ¡Ole! Y ¡ole! ¡¿Qué te habías creído tu que eso de la esclavitud se había acabado no??!

Si no eran pocas cosas las que echaban un buen olor a tufillo como para no ir a trabajar, nosotros como buenos personajes nos presentamos con nuestras mejores galas de trabajo, todavía me pregunto por qué.

Aquí fue donde conocimos a la Gestapo Neozelandesa representada por el dúo de Margaret Thatcher y el Tonto Bobalicón que se dedicaban a ir “bin” por “bin” mirando todas tus manzanas y sacándoles el más mínimo defecto que tuvieran. Estaba claro que Margaret disfrutaba descontando dólares a tu paga como cerrando minas de carbón y el bobalicón hacía gala de su inteligencia riéndole las gracias a su dueña con sus constantes risotadas.

No tardamos poco en descubrir como el “bullying” no se iba a quedar en solo eso sino que iría acompañado por amenazas de despido y con muestras de cariño tan grandes como –¿Ya has terminado tu primer bin? Los de Tonga ya van por su tercero a ver si te vas dando prisa-.

A todo esto se unían las órdenes contradictorias de los jefes.

  • Por un lado el dueño de la granja, un señor clavado a Owen Wilson pero sin una mano y con mucha menos gracia, que lo único que sabía hacer era vigilarte mientras volcabas las bolsas de 20 kg en el bin, para echarte la bronca porque una de las manzanas se había deslizado 3 cm. Para él, solo deberías recoger las manzanas color rojo Borgoña.
  • Su hijo, otro Owen Wilson, esta vez con mano, del que si por él fuese, hubieses recogido todas las manzanas. Lo único resaltable fue la ostia que se dio el domingo por la mañana cuando intentó darnos las primeras órdenes con una melopea que ni Fernando Arrabal.
  • Nuestra querida Gestapo, según ellos, el color tenía que ser un rojo sangría y el tamaño de 9,9 cm. al principio de la mañana pasando a 10 cm. unas horas después y echándote la bronca por recoger las manzanas del tamaño anterior que ellos mismos te habían indicado.

Estas diferencias de criterios se transformaban en una guerra constante y absurda que solo te llevaba a perder tiempo y paciencia con esta gente, mientras te abroncaban por no recoger el rojo exacto que ellos te habían indicado.

Y con la paciencia casi al límite, y esperando a que nos llamarán de nuestro siguiente trabajo para irnos lo antes posible, nos sorprendieron con el despido a todos los picker sin previo aviso y sin ningún motivo en especial.

No sería nada malo si esto no hubiese ocurrido en el mismo momento en el que el ciclón Gita hizo su aparición inundando todas las granjas y destruyendo los accesos de la mitad de ellas, incluida nuestra futura granja.

Así que no nos ha quedado otra opción que poner el modo homeless y esperar mientras empiezo a recordar un poco “la buena hora en la que solicité la working holiday visa”. Como decía Joaquín Reyes, “ya me podía haber comido la mano un cochino”.

manzanas, nueva zelanda, recoger manzanas en nueva zelanda, apple picking, pick, pickkingmanzanas, nueva zelanda, recoger manzanas en nueva zelanda, apple picking, pick, pickkingmanzanas, nueva zelanda, recoger manzanas en nueva zelanda, apple picking, pick, pickkingmanzanas, nueva zelanda, recoger manzanas en nueva zelanda, apple picking, pick, pickkingmanzanas, nueva zelanda, recoger manzanas en nueva zelanda, apple picking, pick, pickkingmanzanas, nueva zelanda, recoger manzanas en nueva zelanda, apple picking, pick, pickkingmanzanas, nueva zelanda, recoger manzanas en nueva zelanda, apple picking, pick, pickking

Escrito por C. Benítez.

¿Ya has visto nuestro FORO PICKER? Entra y comparte con todos tu experiencia, dudas, preguntas o cualquier cosa que se te ocurra. Creemos una comunidad de Picker que pueda ayudarnos en nuestra aventura.

No olvides que puedes seguirnos en Facebook, Instagram o suscribirte a nuesto «newsletter» para no perderte ninguna de nuestras desventuras.

Puede que también te guste...

7 comentarios

  1. Chacho Chacho! Vaya sitio de mierda, que aguante por dios.

    1. Y tanto que era una mierda…

  2. Muchacho! Que mierda! A ver quien aguanta a esos pesaos ahora.

  3. la vecina de enfrente

    Como persona me indigna lo que cuentas y como madre me angustia.

    1. Totalmente de acuerdo y como trabajador, un claro ejemplo de esclavitud del siglo XXI

  4. Les dejo una canción que hice mientras trabajaba podando viñas en la isal Sur hace ya unos años. Llegamos a hacer una huelga por dos días y todo, jeje.
    Saludos desde Uruguay

    1. ¿Qué tal Agustín?
      La verdad que solo he trabajado unos días en un viñedo y no fue tan duro como lo pintas en tu canción, ya que no tenía que hacer pruning. Pero está claro que la situación en el campo es más que mejorable en todos los países.
      Un saludo y espero que nos sigas leyendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WordPress PopUp Plugin