El Lejano Oeste de Canadá.

El mayor temor para un inútil en mecánica como yo,con experiencia al volante casi cero, era que en medio de la nada el coche empezara a dar trompicones mientras pierde velocidad y no sabes que hacer. Esto fue lo que nos ocurrió con nuestra Tartana. Un día después...