Etiquetado: nueva zelanda

Frank Josef Glacier, west coast en nueva zelanda, nueva zelanda, West Coast de Nueva Zelanda 2

La maldición de la West Coast de Nueva Zelanda, entre sandflies y ciclones

Una vez terminada la temporada de cerezas en Cromwell, por fin llegó el momento de conocer un poco la isla sur y que mejor que recorrer la West Coast de Nueva Zelanda con nuestra Van recién adquirida. Todo indicaba que sería un viaje tranquilo y sin complicaciones pero nunca se ha viajado lo suficiente para dejar de cagarla. Y de este...

cromwell. cherry picker, cerezas, recoger cerezas, nueva zelanda 10

Mamá, de mayor quiero ser Picker: 5 razones para ir a recoger cerezas

¡¿Qué te vas a recoger cerezas a Canadá?! La cara que se le quedó a mi madre cuando le conté mi plan fue una mezcla de preocupación, angustia y extrañeza que ni Macaulay Culkin después de quedarse solo por segunda vez. ¿Te has vuelto loco? para eso no tienes que irte tan lejos, aquí en Murcia puedes recoger todos los limones que...

manzanas, nueva zelanda, picking nueva zelanda, apple picking, recoger manzanas, pick 7

Recoger manzanas en Nueva Zelanda, así conocimos a la Margaret Thatcher Kiwi.

Va a recogerte las manzanas tu madre, esa era la frase que constantemente me pasaba por la cabeza desde las 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde en los pocos días que estuve trabajando para la gran compañía AB WOOD del grupo Golden Bay Fruit, esta vez sí doy el nombre, porque merecen un poco de publicidad. Fue...

cherry pickers, nueva zelanda, picker nueva zelanda 8

Cherry pickers en Nueva Zelanda, ¿nuestra última temporada?

Recuerdo el día que decidimos comprar el billete a Canadá para recoger cerezas por primera vez, lo que no me queda claro es en qué momento nos hemos convertido en cherry pickers y viajamos a los países en los que se puede hacer temporada, como Nueva Zelanda. Una de las cosas que marcó la diferencia entre la temporada de Canadá y...

4

Volver a la escalera

No ha sido fácil despegarme de las buenas comidas que me han rodeado durante los meses de parón, pero una vez terminada la última fabada, pensar que todavía tenía 54 horas de viaje por delante, no ayudaba mucho. Y así fue, un viaje cargado de escalas, cambios de husos horarios, comidas aéreas malas, extraños compañeros de viaje que me despertaban con...

Ir a la barra de herramientas